Alejandro Céspedes
       Alejandro                                                   Céspedes                                                                                                                                                             

OBRA PUBLICADA:

 

 

 

Y las plaquettes:

 

  •  La escoria de los días (La esfera, Madrid. 2009)

  • Tú, mi secreta isla  (Plaza de la Marina, Málaga. 1990)

  • Muchacho que surgiste (Scriptum, Santander. 1988)

 

 



 

 

al observarlas por primera vez se hace consciente

mira sus manos

mira sus piernas

constata qué produce el movimiento

de sus articulaciones

 

sus ojos hacia arriba

ven la cuerda que sostiene su cabeza

vuelve el axioma

todo

en un instante

se revela

 

consciente de sus hilos

los arranca uno a uno

 

inmóvil

 

extendido sobre el suelo miembro a miembro

acerca la mano que aún puede moverse

hasta sus ojos

                                                                                           queda un hilo

                                 el que ha hecho posible desenganchar el resto

 

cómo romper ahora

lo último que sigue atándolo a sí mismo

 



 

formas atormentadas deambulan

por encima de un mundo imaginado

 

siempre la incertidumbre en primer plano siempre armada

 

desde el exterior hacia dentro las esquinas

y no estás percibiendo que los ángulos

desgarran igual que las esferas

 

cómo definir la jaula

sin saber desde qué dimensión se observan los barrotes

 

se entrecorta

la demasiada luz





queda un hilo

 

el que con una línea todo lo separa

el que con una línea lo une todo

 

 

el hecho particular y sin importancia de que no lo veas no significa que no exista o que no esté aquí acechándote desde algún lugar de la página en blanco preparado y ansioso de saltar sobre tu ceguera

 

 

 

 

alguien que cree saber dónde encontrarlo

sigue fingiendo que sabe cómo ahorcarse

 



Los textos poéticos de esta página pertenecen al libro Topología de una página en blanco.

                    un ojo cerrado

será una entrada

                    un ojo cerrado

mirará por su ojo

 

y verá soledad

entonces la soledad

                    será el objeto

de la mirada

  y la mirada

en esa frase sin sujeto

se mueve en el espacio

de la pérdida

 

¿quién fingirá después

que sabe cómo ahogarse?







 

alguien escribe que todo es descriptivo

y se reduce a un número finito la posibilidad

de la escritura

                             lo in omp eto

sólo ahí podemos encontrarnos lo que falta

nos nombra nos despierta

a observar lo indispensable

a descifrar aquello que está

                                     ausente

se puede abrir un ojo

su dirección explicará el final pero no sabe

dar testimonio del origen

 





Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Alejandro Céspedes Díaz-Gutiérrez

Página web creada con 1&1 Mi Web.