Alejandro Céspedes
       Alejandro                                                   Céspedes                                                                                                                                                             

"Topología de una página en blanco", en formato eBook, entre los mejores libros de 2011 (El Cultural-El Mundo) y en papel entre los mejores de 2012 (Babelia-El País)

TIENDA ONLINE DE EDICIONES AMARGORD

COMPRAR "TOPOLOGÍA DE UNA PÁGINA EN BLANCO"

Año de edición 2012

Encuadernación RÚSTICA

Isbn 978-84-15398-72-1

Lengua Española

1ª edición

Páginas 144

Precio 12 €

Tamaño 210x145

 

También se puede encontrar en las librería especializadas, y si no pídeselo a tu librero.

A veces se tiene suerte con el editor. Chema de la Quintana (Amargord) ha consentido generosamente que Topología de una página en blanco vuelva a ser de dominio público. Es decir, que regrese al modo en que nació: libre, para todos y gratuito.

     

La publicación en papel de Topología… conserva ese aire de libro-objeto, con un exquisito cuidado en el diseño y la edición, y podrá seguir comprándose en la tienda on line de  Ediciones Amargord así como por los cauces tradicionales (pedírselo a tu librero)

   

El libro se terminó en agosto de 2010, nació digitalmente en septiembre de 2011 y el 23 de octubre de 2012 se volvió papel. Hoy, 16 de marzo de 2014, un este libro trapecista vuelve a caer en la red. Si es que hay alguna red que lo recoja. Pincha y accede a su sangre. Topología de una página en blanco habrá tenido la suerte de vivir dos existencias distintas. Las dos, tangible e intangible, igual de ciertas. En realidad esa es la esencia del libro.

PINCHA EN LA PORTADA PARA LEER EL LIBRO COMPLETO Y GRATUITAMENTE.

El hecho -particular y sin importancia- de que no lo veas, no significa que no exista, o que no esté aquí, acechándote desde algún lugar de la página en blanco, preparado y ansioso de saltar sobre tu ceguera.

                                                                                            Wilfredo Machado




Topología de una página en blanco  es una reflexión realizada en términos simbólicos sobre el proceso creativo. Es una poética que se efectúa desde dentro de la misma poesía y una poesía que se piensa en el lenguaje mientras está produciéndolo.

 

    Una profunda desolación conceptual nada condescendiente recorre cada página. Desolación no sustantivada que va produciéndose en el lector durante el acto mismo de la lectura porque no está presente en el texto sino que surge durante el proceso de auto-descubrimiento que exigirá al lector construir su propio texto.

 

    La página, el soporte, como espacio, como elemento limitador en donde ocurre la simbiosis, como territorio de encuentro para los tres vectores esenciales de lo literario: lo creado, el creador y el recreador. La página 53 se convierte en metáfora absoluta, símbolo último de ese territorio movedizo al que intenta fijarse el lenguaje y en donde se encuentran, enfrentados, entrelazados, atónitos o desdeñosos, los ojos del lector y del autor.

Lo han leído y han dicho...

 Mejores libros del año:

2011      Ainhoa Sáenz de Zaitegui (El Cultural-El Mundo) "Topología ..." 4º mejor libro de 2011



2012     Topología de una página en blanco fue elegido por los lectores el quinto mejor libro del año 2012 en la encuesta realizada porBabelia. El crítico literario Ángel L. Prieto de Paula fue el encargado de seleccionar los 5 mejores títulos de poesía en español de este año, entre los que incluyó Topología de una página en blanco:

 

El País-Cultura Mejores libros de poemas del año 2012 

 

 

RESEÑAS, CRÍTICAS, COMENTARIOS, BLOGS…

 

El Cultural-El Mundo, Ainhoa Sáenz de Zaitegui 13-01-12

Javier Lostalé, "La estación azul", RNE (Programa "La Movida", 17-3-2012; min. 26)

Enrique Villagrasa:  nº 184 de "Qué Leer"; pag. 14 (texto más abajo)

Agustín Calvo Galán; "Revista de Letras"

Inés Ramón; "Un viaje hacia la lucidez"

Francisco Gálvez; "Cuadernos del Sur" pag. 6 (29-6-2013)

Santos Domínguez: "El lugar del poema"

Idoia Arbillaga: "Culturamas" 22 marzo 2013

Agustín Calvo Galán; "Quimera" nº 354, mayo 2013; "Poesía expandida" (reseña completa abajo)

 

Jorge de Arco: "Andalucía información"

Javier Lostalé: nº 49 de la revista “Cuadernos del Matemático”, diciembre 2012; p. 100 (leer extractos de la reseña abajo)

Antonio Rivero Taravillo: "Estado Crítico"

Francisco Gálvez: "Diario de Córdoba"

Inés Ramón: Revista El Alambique, nº 8, noviembre 2013; Estudio: la poesía de Alejandro Céspedes

Amparo Andrés Machi: "Otro lunes, revista hispanoamerica de cultura"

Milagros López: "Blog de poesía y narrativa"

Isla Correyero (leer comentario más abajo)

 

Fernando Vicente:

 

El surco de los días; Diario de Amando Carabias



José María González Ortega

 

Revista Azharania: febrero 2013 (texto más abajo)

EXTRACTOS DE LAS CRÍTICAS. PINCHAR SOBRE LOS ENLACES DE LOS TÍTULOS PARA LEER LOS TEXTOS COMPLETOS

Ainhoa Sáenz de Zaitegui (El Cultural-El Mundo)


Céspedes es un hombre con visión, un teórico. Un poeta de verdad.

Su reflexión sobre la poesía remite a ese momento de la historia en que la filosofía se convirtió ella misma en poesía. Con Foucault, el poeta alberga la sospecha -la esperanza- de que el lenguaje es fractura, muro, aislamiento, y que es necesario.

 

Contra el sistema poético tradicional, el poeta no tiene todas las respuestas, ni siquiera alguna. Plantea preguntas, impone un criterio. Ajeno al egocentrismo del creador, Céspedes se abre a nosotros, los eternos secundarios, los lectores. Nos analiza, nos interpela. No somos nosotros quienes nos identificamos con el poeta, es él quien se une a sus lectores en una misma perplejidad.

Topología... es un universo peculiar, donde los poemas se abisman en la página como agujeros negros, versos incompletos se pierden por el margen derecho, se esparcen como hojas a lo largo de las hojas. Nuestra mente debe adoptar la forma del texto: ser poesía.

Un discurso torrencial que evoca el flujo de nuestra conciencia, veloz e inasequible a la lógica. Experimental y visualmente impactante, Topología de una página en blanco se publica en el único formato posible a estas alturas de siglo: online.

Poeta consagrado, canon indiscutible, Alejandro Céspedes aporta al arte más que talento: le da un porvenir”.



ISLA CORREYERO

 

Topología de una página en blanco es una selva de sentimientos y sabiduría. Un libro profundo, bellísimo, esencial para el futuro. Escrito a corazón abierto, a vísceras, de una sinceridad escalofriante en el que apenas se llega a una parte de lo que la inteligencia abarca. Sólo con la intuición poética se puede trascender a lo que contiene o a lo que imaginamos que contiene, pues lo escrito, lo plasmado con palabras, es una pequeña parte de su esencialidad. Detrás, por dentro, al margen, en lo oscuro, hay tanto paisaje humano, tanto fuego y hielo como atisbamos puede haber en el cerebro del artista. Es un libro prodigioso y elemental. De la tierra y del cielo. Matemático en su formulación exacta. Primordial, como los seres y las cosas finitas e infinitas. De raíces del dolor, supremamente experimentado, traspasado por los variados estados de la conciencia. Magnífico. Un libro para no dejarlo nunca”.

JAVIER LOSTALÉ: SER EN EL POEMA

(Reseña de “Topología de una página en blanco” en el nº 49 de la revista “Cuadernos del Matemático”, diciembre 2012; p. 100

 

EXTRACTOS:

 

Pocas veces, si no ninguna, se nos ofrece a través de un libro de poemas el rostro absoluto de la poesía. Se necesita tener un profundo conocimiento del proceso creativo y una gran capacidad de desaparición dentro del texto. Ambas cosas las consigue Alejandro Céspedes en Topología de una página en blanco”.

 

Alejandro Céspedes, una de las voces principales de la generación de los ochenta, con una obra amplia y reconocida, no ha dudado en realizar un acto de consumación poética escribiendo un libro extenso e intenso que, como bien señala Miguel Ángel Muñoz Sanjuán, “requiere del lector su máxima atención, tanto dialéctica como emocional”, en un formato donde lo espacial y lo visual se funden de tal modo que, durante la lectura, junto al pensamiento y el corazón actúan los ojos volcándose hacia dentro/para encontrar el símbolo”.

 

Topología de una página en blanco debe leerse como un todo, pues existe una trabada unidad entre los diferentes elementos, humanos, lingüísticos y soporte que la integran, respetando, eso sí, su especificidad, y teniendo presente también el carácter fragmentario del libro, fundado en la permanente dificultad de construir una realidad entera. Nada más alejado de un discurso teórico, o de una investigación desde afuera, sino que el creador se transmuta en lo creado hasta escuchársele su propia respiración, y el lector -como afirma Ainhoa Sáenz de Zaitegui citando a Wallace Stevens- “se convierte en el libro”.

 

Libro que amaneció en la luz fría de un ordenador, se publica ahora por Amargord en su cuerpo y alma naturales: el papel. Hecho que aprovechamos para decirles que se trata de un verdadero acontecimiento literario, porque pocos libros como éste son engendradores de conciencia”.

AGUSTÍN CALVO GALÁN “REVISTA DE LETRAS” (Pinchar para leer texto completo)

EXTRACTOS:

 

"Topología de una página en blanco es un osado reto acometido con la mayor de las valentías: la creativa; un reto que puede desequilibrar al lector, pues a la manera de una Rayuela poética, en este libro -como en ningún otro que yo haya leído- la forma de leer es fundamental. Es decir que Céspedes no busca ponérselo fácil o difícil al lector, sino que busca su implicación máxima, busca una lectura activa, entregada, cómplice. Por otro lado, Céspedes habla cara a cara con sus lectores, mirándoles directamente a los ojos, no desde arriba -como la mayoría de los escritores, elevando su ego por encima del común de los mortales-, más bien al contrario pues me atrevería a decir que el poeta consigue elevar a su arriesgada altura a los lectores".

 

Alejandro Céspedes se está convirtiendo en el gran equilibrista de la poesía contemporánea española. Principalmente por lo arriesgado de sus propuestas; pero, también, por ser cada día más un disidente de las corrientes poéticas (o modas) actuales y, por tanto, por su lejanía de cualquier encasillamiento”.

 

Céspedes atraviesa el vacío en Topología de una página en blanco, el vacío que no es otra cosa que la distancia entre el creador y su creación. Si el lector se atreve, puede seguir de la mano del poeta un recorrido tan arriesgado como emocionante”.

 

No sé si los tiempos actuales exigen heroicidades, pero sí estoy seguro de que están necesitados de inteligencia creativa, asunción de riesgos, compromisos personales, coherencia y sana renovación. Alejandro Céspedes camina perfectamente por la contemporaneidad, y Topología de una página en blanco no es una proeza inútil, es una obra que crecerá en reconocimiento y, por tanto, que perdurará”.


2ª reseña de Francisco Gálvez en "Cuadernos del Sur" 29-6-2013 (pág. 6)
Cuadernos del Sur, 29-6-2013.pdf
Documento Adobe Acrobat [853.7 KB]

Javier Lostalé; La estación azul, Radio Nacional  

(Audio. A partir min 26)

Lectura del texto completo más abajo.

Estamos sin duda  ante una obra venturosamente arriesgada y plenamente necesaria, que muestra la altitud creativa de un autor  que ya formaba parte de la mejor poesía contemporánea y que ahora ha dado un salto cualitativo con este libro”.

No es posible leer esta obra singular  sin que  trabemos nuestra mirada a los textos, donde hay tantos aspectos visuales, y pongamos en acción todas nuestra posibilidades cognitivas y emocionales”.

No es posible leer Topología de una página en blanco sin que nos convirtamos en parte del texto, sin que, junto con el autor, emprendamos una aventura inagotable por las entrañas  siempre movibles del cuerpo del poema, para de este modo recrear, habitándonos, todo lo que el poeta ilumina  entregado -hasta dejarse la piel- a su tarea de buscar lo inefable, de nombrar la existencia tocando fondo, de luchar con las palabras instalándose en su propio territorio tan lleno de destierro e incertidumbre, tan pariente consanguíneo del silencio”.



Comentario de Javier Lostalé en RNE, "La estación azul", sobre "Topología..."
Texto completo de su intervención en el programa.
Javier Lostale habla sobre "Topologia de[...]
Documento Adobe Acrobat [40.9 KB]

MIGUEL ANGEL MUÑOZ SANJUÁN

 

Topología de una página en blanco, libro tan extenso como intenso, requiere del lector su máxima atención, tanto dialéctica como emocional, pues no es una obra sobre la que se pueda pasar de refilón, sino todo lo contrario, pues desde su aliento inicial se percibe que es algo imprevisible, voluntariamente cambiante, tan mudable como mutante, y que en cierta forma puede simplificarse en ese verso en el que se dice “todo cuerpo es una patria transitoria”.

Da lo mismo que se trate de páginas en blanco que de conciencias distraídas, Topología se enfrenta desde su inicio con una de las más peligrosas personificaciones de ese vacío bajo una de sus presencias: la comodidad. Por ello, quizá no sea un libro cómodo, pero en ello únicamente pueden verse más ventajas que inconvenientes.

Las páginas deTopología encierran un largo discurso reflexivo que reflexiona sobre sí mismo y nos hace reflexionar desde todos los puntos de vista, incluido el de lector, sobre lo “transitorio” de la propia existencia “poética”; pensamiento que ahonda sobre la misma conciencia de lo que supone ver crecer las flores entre los escombros, tanto propios como ajenos; discurso que se enfrenta, al igual que lo hicieron los románticos, a un mundo que, de tan sólido, parece no haber querido ver las ruinas que él mismo había ido edificando a su paso. En suma, proclama y reclamo angustiados desde la conciencia del que busca por encima de lo que se impone como norma y únicamente intenta encontrar una forma sincera que le permita pronunciar con sentido la palabra “armonía”.

Más que vanguardista, mística propuesta, indagación salvífica que derrama tanto dolor como lucidez“.

IDOIA ARBILLAGA: "CULTURAMAS":

 

EXTRACTOS:  

 

En tiempos en donde la poesía en lengua española se desenvuelve por cauces expresivos de tan débil alcance, sorprende y adquiere total preminencia el poemario de Céspedes, sin duda una de las obras poéticas europeas más relevantes de principios del siglo XXI”. Nos hallamos en cambio aquí ante un elevado texto de Alejandro Céspedes de difícil clasificación dentro del sistema global de géneros, y que verdaderamente alcanza la tan perseguida revelación poética, la renovación de las verdades de siempre, a través de un proceder textual y metaforológico distinto. Aparece muy acertadamente la Hibridación tan del gusto del Arte Contemporáneo que en Céspedes posee entidad artística y altura poética plenas.

La Verdad sigue ocurriendo en ambos lados” reitera en varios lugares de la obra Céspedes, sin duda un poeta de sobresaliente lucidez que nos lleva con su Topología a ese otro lado de la Luz, que otros ni siquiera atisban”.

 



SANTOS DOMÍNGUEZ: “EL LUGAR DEL POEMA”

 

"Topología de una página en blanco es un catálogo de perplejidades, un libro nada condescendiente en el que los textos se cuestionan a sí mismos, se construyen y se destruyen con la densidad de una poética insumisa que surge del núcleo de la escritura, bucea en la profundidad turbia de los límites del significado y explora la posibilidad de la iluminación, la expresión simbólica de lo inefable desde la inconsistencia del lenguaje como reflejo opaco del mundo".

FRANCISCO GÁLVEZ: Cuadernos del Sur - Diario de Córdoba; 16 febrero 2013

EXTRACTO:

 

"Es posible, como dice cierta crítica, que Topología de una página en blanco, de Alejandro Céspedes, sea uno de los mejores libros del año, pero no el mejor ni en solitario. Puede ser que sea el más reseñado, el más sorprendente. También es cierto que estos textos abren puertas y muchas, y es el mismo lenguaje quien las abre, o mejor el propio lector que tiene que hacer de sujeto, pues no existe entre estos versos. Ruptura, sí, con todo lo escrito anteriormente por este autor, y con todo lo que está colgado de nuestra tradición tan reinventada”.



INÉS RAMÓN; Topología de una página en blanco", UN VIAJE HACIA LA LUCIDEZ



En 'Topología...' la palabra poética, despojada de todo artificio retórico, se pronuncia como pensamiento en torno a las propias posibilidades y límites de representación. El autor investiga intensa y extensamente las posibilidades de un lenguaje vivo, mutante, a través de un complejo entramado conceptual y simbólico que posee la virtud de ser y producir pensamiento en el acto de creación. Si en algún libro se cumple la máxima expresada por Vicente Huidobro “Cuanto miren los ojos creado sea”, ése es Topología de una página en blanco, porque de los múltiples niveles de lectura que coexisten en este libro singularísimo el más llamativo es el que ofrece al lector la capacidad de participar de manera activa e inédita en la construcción del texto.

Durante la lectura y, en especial, después de cerrar el libro, el lector podrá asegurar que el poema le ha transfigurado. Será alguien revelado a sí mismo, alguien a quien el texto ha permitido explorar un amplio repertorio de emociones que le impulsará, necesariamente, a crear. No comprende, quizás, en un primer momento, que el poeta le ha invitado a correr el riesgo de ser un pensamiento que busca su propia revelación en el transcurso mismo de la lectura. El texto, por lo tanto, le ha restituido (en su sentido aristotélico) el ser: un ser “en acto”, aunque plenamente consciente de su propio vacío”.

 

POESÍA EXPANDIDA

Topología de una página en blanco”

de Alejandro Céspedes (Amargord, 2012)

QUIMERA, nº 354, mayo 2013

Agustín Calvo Galán

 

Con Topología de una página en blanco, Alejandro Céspedes recorre varios espacios simbólicos, físicos y mentales del lenguaje poético, y piensa la poesía transitando por encima de esa finísima línea que en la creación escrita divide lo tangible de lo intangible. El reto consiste en mantenerse en un equilibrio inestable entre significados y significantes, entre la poesía como materia formada y la conciencia creativa libre que se asoma al nihilismo de no dar nada por cierto. Este recorrido se realiza de una forma vinculada e intertextual, con referencias constantes al propio libro y a otras obras poéticas ajenas -explicitadas al final del mismo-. Transita también por el espacio físico de la página, por su dimensión topológica, dando lugar a poemas con formas figurativas, reconocibles, a la manera de caligramas. Todo ello aderezado con una estética expresiva y densa que no evita la invención de normas gramaticales sin jerarquías para conseguir, por ejemplo, efectos rizomáticos o fractales. Uno de los iconos del libro es, en este sentido, el vertiginoso pozo creado con los círculos del verso: “cualquier página podría ser un pozo en el que ahogarse”. Poesía textual y poesía visual que confluyen, pues, para crear una obra total, completa.

 

Alejandro Céspedes arriesga en este libro, se expone al atravesar el vacío sin red que supone tratar de explicar lo inefable a través de los múltiples recursos del lenguaje poético, y al subrayar la distancia consciente entre el creador y su creación. El poeta asturiano camina perfectamente por todo tipo de innovaciones temáticas como ya demostró en sus anteriores libros, en los que expandía igualmente el campo de acción de la poesía tradicional, al tiempo que complementaba sus creaciones con compromiso personal, emoción, coherencia y una reinvención constante. Cualquier página en blanco permite asumir riesgos, pero sólo en manos de un gran creador puede convertirse en una extensa y extraordinaria representación del mundo; por ello esta Topología es una obra capaz de crecer día a día en el imaginario de sus lectores.

JORGE DE ARCO: ANDALUCÍA INFORMACIÓN

 

La trayectoria lírica de Alejandro Céspedes (Gijón, 1958), se ve ahora renovada con “Topología de una página en blanco” (Amargord Ediciones. Madrid, 2012). Es esta una “reflexión realizada en términos simbólicos sobre el proceso creativo” y en la que “una profunda desolación conceptual nada condescendiente recorre cada página”.
Con estas premisas, tan singular topología -que tal y como define el D.R.A.E, es una rama de las matemáticas que estudia las propiedades de las figuras con independencia de su tamaño o forma-, se adentra en el terreno del ser humano y de su compleja naturaleza, para desvelar una creíble teoría de la realidad. O lo que es lo mismo, la forma de entender cómo la sociedad ha roto su antigua unidad y su ruptura ha derivado en una crisis de identidad: “Es necesario hablar otra vez de la fragilidad/ de las uniones”.
En una época crítica como es ésta, acaso sea necesaria una voz como la de Alejandro Céspedes, que recuerda la máxima defendida tiempo atrás por Pedro Salinas: “No sé si la literatura y el arte deben mantenerse al margen de las inquietudes sociales. Lo que creo es que no pueden”. Por ello, el autor asturiano, busca respuestas a esta manifiesta desorganización vital, y consciente de que la convivencia y el rigor social pueden combatir la negativa divergencia del espíritu humano, apuesta por “traspasar el vacío los límites lo audible lo visible”.
Libro, al cabo, que marca un antes y un después en su quehacer y que tiene su principal virtud en separar -de forma consciente- el idealismo del materialismo, y pretender la superación de la anarquía individualista a través de una personalidad que ya no sea azar, sino común conciencia”.



ANTONIO RIVERO TARAVILLO: "Estado Crítico": 

 

Topología de una página en blanco pertenece a un tipo de poesía inquisitiva y filosófica que no es del gusto de la mayoría y, desde luego, difícilmente lo será del lector común que identifica el género poético con el de la escritura intimista, confesional, que apela a las emociones. Emocionar es una de las funciones de la poesía, pero no la única. A la inteligencia apela este libro, en realidad un único poema en los diferentes avatares de las páginas”.

AMPARO ANDRÉS MACHI: “Agora Digital”  y "Otro lunes, revista hispanoamericana de cultura"



EXTRACTO:

"Sin el lector no existe el poema, se advierte aquí un acercamiento a las teorías semióticas de Eco, en particular a su ensayo Lector in fábula, cuando entiende la interpretación como el auténtico acto literario en el que el lenguaje textual cobra un sentido individual superando la universalidad, pero partiendo de ella como referencia. La idea de la multiplicidad se hace evidente, pero también los peligros que lleva implícito el lenguaje, la traición de la palabra en sus engalanados vericuetos".



"Topología de una página en blanco no es un poemario al uso, no contiene tintes emocionales y se desprende de la inmediatez característica del poema para conformarse en un “continuum” indagador, un poemario de corte reflexivo y rompedor, que crea un espacio distinto, experimental y, a la vez, pleno de certezas que se clavan directamente en la herida del pensador que busca y bucea en los mundos del lenguaje y sus significados desde una perspectiva no exenta de crítica. Una excelente y particular visión lúcida sobre la semiosis poética desde su propia entraña".

ENRIQUE VILLAGRASA: REVISTA QUÉ LEER

nº 184 febrero 2013 (pag. 14)



Palabra inventada:

 

Topología de una página en blanco” de Alejandro Céspedes es la reflexión del autor sobre la poesía desde una óptica filosófica. La página es el palimpsesto recobrado y, en ella, el lenguaje dicta lo que el poeta escribe, o sea opta: afirma y niega a la vez. De ahí que la realidad sea una palabra inventada.

Es, posiblemente, uno de los libros más explicativos de poesía y su proceso de creación, desde el propio quehacer demiurgo, que haya leído. Trae ecos del Tractatus, de E. Jabès, de Rayuela, de física, pero bien hilvanado”.

CÉSAR NICOLÁS:

 

“POESíA ESPAÑOLA: LO AUTOBIOGRÁFICO EN LA OBRA POÉTICA” (Pasaje 35. Meteoritos)

 

 

Estamos ante creaciones experimentales todas ellas y muy renovadoras, pero a contracorriente de las tendencias dominantes, contra las que parecen incluso conspirar. 

En esa orilla, que es ya periferia y aun margen extremo de ruptura se situarían la obra visual y poética de un Eduardo Scala (reconocida desde hace sólo una década, cuando el poeta se acercaba a los sesenta años (lo mismo que la de Gamoneda: qué país) y “Topología de una página en blanco” (e-book, 2011 y Amargord, 2012), de Alejandro Céspedes (torta en la cara, cosa incomprensible, sintomáticamente rechazada por los editores, y que hubimos de conocer en autoedición electrónica).

Tengamos en cuenta que el autor histórico y la representación misma han sido prácticamente abolidos -tachados a conciencia- de estas dos últimas obras y que el propio sujeto lírico desaparece. Empero, estamos ante creaciones excepcionales, saltos estéticos unidos a una experimentación para empezar espacial y visual, y a la metaficción y aun “mise en abyme” .

Para entendernos: estas dos últimas obras serían las antípodas (tachonas y críticas) tanto del lenguaje que utilizamos como de toda esa poesía autobiográfica al uso -y no digamos de la de la “experiencia”- que se encuentra aquí justo con su contrario, por no decir su demonio, su Belcebú. [Y Alejandro Céspedes, si toca esa veta, como hace en “Los círculos concéntricos” (2008) se transforma en un personaje femenino, vemos al autor a través del yo lírico-narrativo y el soliloquio de una mujer. Y es que sobre lo autobiográfico velado o implícito -sea en la narrativa, el teatro o la lírica- habría mucho que decir, porque de esa otredad y esa máscara surgen las cosas más extraordinarias y desinhibidas y auténticas (Pessoa, Baroja, Proust… Sí, también el propio Celan…)].

 

 

MILAGROS LÒPEZ (blog de poesía y narrativa)

MILAGROS LÒPEZ (blog de poesía y narrativa)

Al leer TOPOLOGÍA he recordado la primera vez que me acerqué a la obra de Miró. Miró-Céspedes saben pintar-escribir poesía “al uso”, pero sólo cuando han ido más allá, haciendo de su obra algo único e irrepetible, se han convertido en genios. TOPOLOGÍA me ha hecho reflexionar sobre mi posición de escritora, de lectora, las palabras, el lenguaje-artificio, el estorbo de las líneas, la nada, el todo… Al terminar de leerlo hubiera deseado haber sido capaz de comprender ese “todo” de Céspedes a través de una página realmente en blanco, el súmmum de la comunicación inteligente, que excluye a todo lector que no quiera enfrentarse al reto que Céspedes nos lanza. Está claro, la poesía no es para todos, como debe ser, la juanramoniana “a la inmensa minoría” siempre.

No cabe la menor duda de que yo he “desencriptado” su TOPOLOGÍA con mi propio código imperfecto, parcial, incapaz de aprehender su todo. ¿Qué más da? ¿Era el “todo” de Céspedes eso realmente o tan sólo un fragmento de otra totalidad originaria? Yo, que soy “un artificio, un disfraz, una desfiguración de las posibilidades del lenguaje”, he disfrutado de su brillantez, de la reflexión sobre el proceso creativo y la función pragmática del lenguaje en forma de una poesía única y he intentado, en vano, rellenar el vacío de una página en blanco.

¿Cuántos reconocerán que, al principio, confundimos “topología” con “topografía”? Matemáticas, filosofía y poesía se hermanan bajo la pluma de Céspedes, no hay duda de que esta obra pasará a la Historia de la Literatura (acaba el poemario: “Scribendi nullus finis”).

A mí, como lectora, me ha regalado la posibilidad de abstraerme de la realidad física que se interpone entre el poeta y yo, de traspasar los márgenes de la palabra escrita, de pensar que la imagen ilustrada en todas las páginas del cabo de cuerda tenso, a punto de romperse -como el entendimiento entre el lector y el poeta- iba a resistir. Pero no, se rompe en la última página, quizá su integridad no era más que ilusión, quizá sobraban todas las palabras.

AZHARANIA, nº 3, febrero 2013

 

Si alguien es capaz de fusionar poesía, filosofía y matemáticas en un solo ente, este es Alejandro Céspedes en este libro sorprendente, en el que juega con el espacio, escribe poemas fractales, inventa normas o las recrea mientras reflexiona sobre la poesía y reta al lector a que se implique en la propia reflexión.

Más que nunca es un libro que se rehace en cada lectura e invita a vivir una aventura emocionante y absolutamente valiente. Magistral”.

Ráfagas



diálogo imposible entre partes que no se reconocen

                                                                                                en lo idéntico

un animal con doble dentadura está intentando

besar mientras desgarra                                                     trozos

de ser humano se empeñan en hallar definiciones

de sus propios pedazos

pero ignoran que ya no les pertenecen

                                                                                               fragmentos

 

dentro de otros fragmentos construyen una realidad

                                                                                              descuartizada

 

 

Foto: Bruno Luciani



pájaros troceados

confían en que el filo del cuchillo

esparza su materia por el aire

 

una cebra anfibia que se pudre en formol recuerda la sabana

su memoria digiere la sequía

un ternero con pezuñas de oro

se ahoga al intentar comunicarse

cómo será oírse mugir entre el ganado



escribir nómada

                                                              y crear una ausencia en algún sitio

 

sobre una antigua nevada siguen presentes

las huellas de alguien que aún no ha llegado

 

                                                                          lasciare ogni speranza

 

sobre una huella que empieza a derretirse

se detiene una mirada innecesaria

 



la hermosura de la nieve termina por enfangarse

 



Mapamundi de visitas. Inicio: 5 octubre 2012 a las 18:08:08

Nº DE VISITAS POR PAIS (relación) (Inicio de contador: enero 2012)

                    un ojo cerrado

será una entrada

                    un ojo cerrado

mirará por su ojo

 

y verá soledad

entonces la soledad

                    será el objeto

de la mirada

  y la mirada

en esa frase sin sujeto

se mueve en el espacio

de la pérdida

 

¿quién fingirá después

que sabe cómo ahogarse?







 

alguien escribe que todo es descriptivo

y se reduce a un número finito la posibilidad

de la escritura

                             lo in omp eto

sólo ahí podemos encontrarnos lo que falta

nos nombra nos despierta

a observar lo indispensable

a descifrar aquello que está

                                     ausente

se puede abrir un ojo

su dirección explicará el final pero no sabe

dar testimonio del origen

 





Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Alejandro Céspedes Díaz-Gutiérrez

Página web creada con 1&1 Mi Web.